martes, 12 de junio de 2007

Orquídea

Flor nacional por excelencia, específicamente la variedad Cattleya Trienae. Hermosa...Y llena de colores vivos como nosotros mismos, una mezcla de sabores, olores, ritmos, colores pensamientos, religiones.....


2 comentarios:

Patricia dijo...

Es una de las mejores Imagenes que se han puesto; ella refleja la gente buena que tiene Colombia, lo bonito que nos rodea, la alegría de la gente.

Ojalá nunca se nos olvidara quienes somos, y lo orgullosos que debemos sentirnos de nuestro País.

ETOILE dijo...

La orquídea nuestra flor nacional, sencillamente hermosa..
Encontré una leyenda que hace referencia a esta bella flor.. y algunos daticos curiosos..

Una de las grandes riquezas de Colombia, conocida en el mundo entero, es su flor nacional, la orquídea y específicamente la variedad denominada Cattleya Trianae.

Según una leyenda latina Orchis que era el hijo de un fauno y una nimfa fue asesinado y volvió a la vida en forma de una flor que conocemos como orquídea. Los hombres que desean conquistar a una mujer, suelen regalarle un ramo de esta flor mágica de la cual surge una pasión incontenible. La orquídea se considera un afrodísiaco muy eficaz aunque no esta muy claro si su maravilloso efecto se debe a su delicioso aroma, a su extraña y exótica forma o simplemente a la leyenda.

Muchas de las orquídeas crecen de manera silvestre: en las piedras, sobre los árboles y en el suelo. En el territorio colombiano aparecen desde las orillas del mar hasta las altas montañas, en las altitudes entre los 300 y los 3850 metros, floreciendo durante los meses de marzo y abril.

Las orquídeas se diferencian de otros órdenes de vegetales por algunas características florales. Las flores se abren sobre tallos como cualquier otra flor; no obstante, durante el desarrollo, el tallo gira 180 grados, de tal forma que la flor madura queda boca abajo.

Los tres sépalos y dos de los tres pétalos son casi siempre similares en color y forma, en cambio, el pétalo restante, denominado labio, es siempre diferente de los demás: más grande, de color y forma distintos.

En los finales del siglo XIX apareció el gran boom europeo de la orquídea. Los barcos cargados de estas plantas americanas iban hacia Europa para las cortes de la nobleza.

De todas formas, las orquídeas no son plantas aristocráticas, no
son muy caras ni difíciles de cultivar. Tal vez lo fueron en el siglo
XIX, pero cuando hoy en día uno viaja por Colombia, especialmente por los departamentos de: Antioquia, Caldas y Valle del Cauca, se tropieza con orquídeas preciosas con nombres familiares, como: Josefinas, Cucarrones, Vara de San José, Flor de Mayo que crecen sembradas en materas populares o abren sus pétalos hacia el sol, desde los tejados de barro.