jueves, 5 de julio de 2007

Racismo

La inocencia de estos niños no ha sido perturbada; afortunadamente, por las estupideces de muchos adultos; como el racismo y demás.

5 comentarios:

Estella dijo...

Jaime:Qué imágen tan diciente,realmente aprendemos muchísimo de los niños,si conserváramos esa madurez infantil seríamos mejores seres humanos

Alethia dijo...

Qué imagen tan hermosa, que muestra la aceptación del otro como algo natural, que esta presente en nosotros. Ya de grandes, tal vez, lo escondemos muy bien para que no sepamos donde esta, pero con determinación florecerá de nuevo en la piel...

ETOILE dijo...

Si! Definitivamente cuando somos ni�os es cuando somos o tal vez cuando podemos ser lo que realmente queremos, porque cuando crecemos nos llenamos de prejuicios e ideas que no nos permiten ser del todo objetivos.

El racismo personalmente me parece una de las cosas mas absurdas; que importa de que color sea nuestra piel, o como sean nuestras facciones o nuestro aspecto f�sico, lo �nico que realmente importa es que somos seres humanos, que sentimos, vivimos y so�amos como cualquier otro.

Patricia dijo...

En pleno siglo XXI y aún seguimos las costumbres banales de nuestros conquistadores españoles y de Hitler.

Una dura realidad. Si todos somos iguales, y por nuestro cuerpo corre una misma sangre, porque intentamos hacer a un lado, a quienes no nos han hecho daño... Simplemente son diferentes en color, pero iguales en todo lo demás…

wanda dijo...

no importa el color de piel. he conocido gente blanca con alma negra, roban y se cagan a la gente. tambien he conocido gente negra muy solidaria y buena gente. Espero que venga una generacion que cambie esta cruel realidad.y aprendamos a ocupar nuestro tiempo en tratar de ser mejores personas en lugar de mirar y juzgar el color. No seamos ignorantes